sábado, mayo 24, 2003

Se acabó la campaña electoral, ahora una reflexión...

Y no porque sea el día de reflexión, desde luego, pero hay algo que me apetece comentar y que no me gustó nada del pasado jueves, y no me refiero al exibicionista Aznar, que en sus alardes más parece competir por estar entre los cutrefamosos del hotel glam que por ser un personaje digno, pero ya se que pido imposibles en su caso. Ni que la valía de los políticos hubiera que medirla por las medidas de sus atributos sexuales...

Me referiré al incidente entre Mendiluce y algunos artistas el pasado jueves, y al 'incidente' que tuvieron. Al margen de algunos detalles que puedan ser más o menos discutibles, si un personaje público directamente metido en la política me había caido bien desde hace muchos años la elección en mi caso estaba bien clara, sólo un nombre destacaba por méritos propios, José María Mendiluce en su particular batalla contra la guerra en los balcanes, ya desde un primer momento, en la guerra de Croacia, donde fué el primero en moverse y convocar a movilizaciones por la paz denunciando sin ambages que el único culpable y a quien había que juzgar era a Slobodan Milosevic. Recuerdo aunque sin que la memoria me diga que año era exactamente, por allá el 94 o 95 una manifestación en Barcelona, donde éramos muy poca gente, creo que no llegábamos a los dos o tres mil participantes, donde el la concentración final él brilló por su discurso y la claridad de sus exposiciones.

Muy sorprendente su papel, y con gran coherencia, aun siendo militante socialista, de quienes se acabó desvinculando. Luego los hechos le dieron la razón, mientras muchos se empeñaron incluso en la guerra de Bosnia en que Milosevic era un personaje fundamental para la paz, él seguía denunciando que ese era precisamente el principal instigador de la guerra y de la limpieza étnica. Sólo con Kosovo se acabó aceptando que Milosevic era el principal culpable de esas guerras, y quienes ahora le han puesto ante el tribunal de La Haya, antes son quienes le mantuvieron.

Considero esta introducción fundamental, ya que muchos de los sectores de 'izquierdas', tradicionalmente poco críticos con la extinta URSS y con sus 'descendientes', entre quienes se incluyen algunos de los ahora pacifistas artistas, mucho batallaron por defender a Milosevic.

Me indigna mucho como le trataron, y la encerrona que le hicieron. Si la 'izquierda' que ellos limitan a PSOE e IU (clarificadora limitación) no gana la alcaldía de Madrid, será por 'culpa' de los 20 o 30.000 votos que pueda conseguir Mendiluce? Muchos errores veo en ese planteamiento, uno de ellos, ya lo dijo él mismo, el afán limitador de la diversidad. Aunque para mi el más grave es precisamente otro, y es la propia incapacidad de estas fuerzas 'mayoritarias' que pretenden ser hegemónicas, únicas y 'oficiales' en ver sus propios errores y en como ellos mismos no consiguen convencer a suficiente gente que los vote. Hay muchas formas de aglutinar esfuerzos, pero la sumisión nunca me parecerá buena ni digna. Por ejemplo, en Catalunya, en las anteriores autonómicas, hubo un gran pacto entre el PSC y IC (lo que vendrían a ser PSOE e IU en Catalunya) de modo que en las circunscripciones donde era difícil que IC consiguiera representación, presentarse conjuntamente con el PSC. Eso implica un trabajo previo, discutible, pero sin duda a años luz y mucho mejor que lo que han pretendido ahora arrinconando a Mendiluce.

Estos mismos artistas, deberían recordar bien que la mayoría absoluta del PSOE fué también muy mala para la sociedad y para las formas de expresión artística. Baste como muestra, recordar ahora que precisamente se cumplen estos días 20 años de un episodio muy 'sonado' en TVE, donde en su programa el prestigioso crítico musical Carlos Tena, presentó a un grupo Las Vulpess con una canción 'escandalosa' que ahora nos haría reir, titulada 'quiero ser una zorra'. Bien, esta presentación le costó el puesto a Carlos Tena y a su programa. Obviamente, aunque sólo sea anecdótico, es una muestra más de la voluntad uniformadora y eliminadora de la capacidad propia de cada uno y de la independencia de los medios. Mientras no deje la 'izquierda' de ser tan maniquea y se muestre más plural, no conseguirán convencer a la suficiente gente para que les apoyen. Ya me gustaría que Mendiluce sacara un concejal y su apoyo fuera decisivo para que la alcaldía de Madrid dejara de ser del PP.

No hay comentarios: